Manuel Teixeira el padre luso venezolano que forma parte del Instituto de Teología para Religiosos

0
45

Marcos Ramos Jardim

Desde este año 2022 el sacerdote dehoniano Manuel Teixeira es el director del Instituto de Teología para Religiosos (ITER), convirtiéndose en el primer sacerdote luso venezolano en estar al frente de la principal casa de educación superior para religiosos y laicos interesados en su formación académica eclesiástica, hijo de Simão Teixeira y María Sequeira, ambos originarios de Porto Moniz en la Región Insular de Madeira, durante sus 22 años de vocación sacerdotal, el padre Teixeira ha sido un pilar fundamental para la educación religiosa en el país.

Manuel Antonio Teixeira Sequeira nació en la Maternidad Concepción Palacios en Caracas, el 30 de enero de 1970, a pesar de nacer en la región capital, se crio entre dos localidades diferentes entre Maracay y la isla de Madeira, a la edad de 12 años estudiando en el Colegio de Misioneros en Funchal, Madeira sintió la inquietud por la vida religiosa y el llamado de Dios desde los estudios que siempre ha sido su pasión, encontró su vocación con la Congregación de los Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús mejor conocido como los padres dehonianos, nombre que viene de su fundador el venerable León Dehon, cuyo carisma es la educación y la información a través de las misiones, donde se formo en la casa de formadores de los padres dehonianos en Caracas y luego obtuvo las licenciaturas de filosofía y teología en el Instituto de Teología para Religiosos (ITER).

Fue ordenado diacono el 26 de marzo de 2000 y posteriormente ordenado sacerdote el 30 de septiembre de 2000 en la Parroquia San Miguel Arcángel del Cementerio en Caracas, inicio como director de un centro médico administrado por la comunidad dehoniano, luego es enviado a Italia, donde el padre Teixeira se especializo en la carrera de Teología Dogmática, título obtenido por la Universidad Pontificia de Roma, regresa a Venezuela en el año 2009 cuando inicia sus labores en el Instituto de Teología para Religiosos (ITER) ubicado en Altamira, Municipio Chacao, desde que ingreso al ITER ha logrado asumir varias responsabilidades, en el año 2012 es nombrado Director del área de Post-grado, posteriormente en el año 2018 es nombrado decano de la facultad de teología, hasta que el año 2022 es nombrado por el consejo directivo como Director del ITER y al mismo tiempo se mantiene como decano de la facultad de teología en el principal instituto religioso del país, el padre Teixeira durante su trayectoria sacerdotal no ha sido párroco ni vicario parroquial en alguna iglesia, no obstante celebra la santa misa en la Capilla del Nazareno ubicado en la Cota 905 de Caracas.

¿Cómo influyeron sus orígenes portugueses en el ámbito social, laboral y en su discernimiento de entrar a la vida sacerdotal?

“Mi vocación a la vida sacerdotal nace de una manera particular, no pensé ser religioso o sacerdote, tenía 12 años y estaba viviendo en Portugal, un padre dehoniano del colegio misionero me invito a una convivencia, al inicio yo me resistí y al final lo acompañe y me gusto la estructura, ya que sentí que era una gran oportunidad para estudiar, al concluir el bachillerato y en mi regreso a Venezuela entro en la casa de la formación de los padres dehonianos, el ambiente portugués influyó bastante en mi vida desde mi infancia, dominaba poco el español, ya que mis padres y yo siempre hablábamos el portugués, en la escuela aprendí hablar español, el tema familiar y las costumbres deja una huelle imborrable a uno sobre todo el aspecto laboral, los emigrantes portugueses vinieron a construir, trabajar y algunos devolverse, en el ámbito espiritual mi mama me transmitió desde temprana edad a rezar el rosario en familia, asistíamos los domingos a misa como costumbre en la familia en la Capilla Nuestra Señora de Fátima de la Casa Portuguesa del estado Aragua.

¿Con cuál advocación mariana y santoral se siente usted más identificado?

“Al nivel personal siempre me centro más en la adoración a Jesucristo a través de la devoción del Sagrado Corazón de Jesús, el patrono de mi comunidad advocaciones, mi devoción por la Santísima Virgen María era a través del santo rosario, mi devoción a las advocaciones marianas nace cuando entro al seminario con Nuestra Señora de Fátima por mi identidad como luso venezolano, me atrae mucho Fátima por el acontecimiento de sus apariciones y el estudio de su mensaje, no obstante los madeirenses tenemos una devoción especial por Nuestra Señora de Monte, patrona de la Diócesis de Funchal, le tengo una admiración y devoción especial a Nuestra Señora de Guadalupe, en cambio los santos que más admiro son a San Antonio de Lisboa por su carácter misionero y académico, a San Francisco de Asís por su modo de ver y estudiar el evangelio y por último a San Pedro Claver por su testimonio de cuidar, acompañar y evangelizar los esclavos durante la conquista de los portugueses en Brasil”.

¿Por qué se sintió identificado con la Congregación Dehoniana y cómo ha influido con su responsabilidad en el Instituto de Teología para Religiosos?

“La espiritualidad dehoniana tiene mucho que ver con mi estructura formal, respondía con lo que me gustaba mi pasión por el Sagrado Corazón de Jesús, el de vivir en comunidad ya que me inspira a crecer, tener algún hermano que me oriente y con quien pueda hablar, que mis decisiones que no sean aisladas sino de comunidad, para mi es necesario y a la vez sano, el carisma se basa también en la reparación durante el acompañamiento de los feligreses cuando está pasando en circunstancias difíciles sobre todo cuando está alejado de los caminos de Dios, agradezco mucho a Dios de haber entrado a la congregación y me ha servido para ser parte de un equipo de estudios como es el ITER, estamos pasando un momento histórico interesante, es muy bonito formar parte de un talento humano donde estamos formando los futuros sacerdotes religiosos del país, vivir el presente y abrir sus oportunidades cuando la historia no responde hay que dejarlo atrás y encaminarlo hacia el futuro, somos herederos de esta historia tanto los religiosos como los laicos”.

¿Por qué se especializó en la Teología Dogmática y cómo ha visto la feligresía luso venezolana sobre los estudios de dicha carrera?

“Me especialicé en la teología dogmatica porque me atrapó una reflexión sobre la fe dentro de la cultura y enraizado con los estudios bíblicos, de entender cada día mas los conocimientos y estudios de cómo nuestro señor Jesucristo transmitió su mensaje esperanzador últimamente ha crecido el interés de la comunidad portuguesa y la feligresía venezolana los estudios por la teología, es una preparación muy sana y es una carrera atractiva porque sirve para tener una fe muy solida, hoy en día tenemos el ejemplo del Cardenal nacido en Machico, isla de Madeira José Tolentino de Mendonça, quien actualmente es el Bibliotecario y Archivero Apostólico del Vaticano y ha dejado grandes aportes y enseñanzas por los estudios de la teología al nivel mundial”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí