Médicos venezolanos desisten del reconocimiento profesional en Portugal

0
1138

Un grupo de galenos criollos residenciados en tierras portuguesas anunció que iniciará su proceso de homologación de título profesional en España, luego de la negativa de la Orden de Médicos de Portugal de facilitar sus procesos, a pesar de los llamados gubernamentales y del momento crítico que vive el Sistema Nacional de Salud luso ante la falta de personal debido a la pandemia. Así lo dieron a conocer a través de un comunicado, en el que piden al Ministro de Administración Interna que se les permita cruzar las fronteras para iniciar sus certificaciones.

“El objetivo es entregar presencialmente un conjunto de documentos requeridos para que podamos seguir ejerciendo nuestra profesión en España. Todo esto porque para nosotros el proceso en Portugal es lento, discriminatorio, caro, subjetivo en su análisis y no está garantizado”, se puede leer en la carta escrita por Christian De Abreu, representante de los profesionales médicos portugueses formados en Venezuela.

“Los profesionales de salud estamos hartos de las inexplicables esperas, lobbies y burocracia en la búsqueda de una solución. Es lamentable que, siendo portugueses, tengamos que cruzar las fronteras porque el país que representa nuestros orígenes tiene una entidad reguladora demasiado cerrada y que con segundas intenciones limita la actividad profesional de más de 800 médicos que se encuentran actualmente en este país” aseveró el médico en la carta.

En un contacto con el CORREIO, Christian de Abreu explicó que esta semana iniciará el primero de varios viajes al país vecino junto a varios colegas a fin de iniciar sus respectivos procesos. “En inicio, no tendremos problemas de cruzar las fronteras porque todos estamos debidamente citados por las autoridades españolas para realizar nuestros procesos. Otros están marcando sus citas para homologar y ejercer. En España el proceso es mucho más fácil y barato, con una duración aproximada de 18 meses. Tan sólo pagas 165 euros, entregas el título y ellos te emiten un certificado de homologación vía electrónica. El Colegio de Médicos es muy accesible en el caso de los venezolanos” afirma De Abreu.

En este momento, la acreditación de títulos en el país de Cervantes es la única opción garantizada y viable que tienen los médicos venezolanos residenciados en la nación de Camões. “La gente no conoce la burocracia que existe para ejercer la medicina en Portugal. Lo ilógico es que luego de ejercer durante tres años en España, puedes venir a trabajar a Portugal. Hace poco entraron en el SNS portugués dos médicos que hicieron la homologación allá y luego vinieron a trabajar acá. Esta es la única opción viable que tenemos quienes hemos perdido tiempo y dinero intentando ejercer en Portugal” sanciona el galeno.

En el caso de los médicos cuyos títulos provengan de países fuera de la Unión Europea, el proceso, antes de que puedan solicitar el registro en la Orden de Médicos, tiene cuatro etapas. La primera es una prueba de lengua portuguesa (de la que están exentos todos aquellos que tengan el portugués como primera lengua); el segundo una prueba escrita de conocimientos, con 120 preguntas; el tercero, pruebas prácticas en un hospital, llevando la historia clínica de un paciente; y finalmente, enfrentarse a un jurado con una defensa de tesis sobre dicho paciente, en la que demuestre sus conocimientos. El proceso tiene costos elevados.

“Hemos estado en contacto con el Gobierno, con el Parlamento y con representantes de partidos político. Todos conocen bien la realidad venezolana. Lamentablemente la Orden de Médicos no cede y no trata de buscar un mecanismo facilitador. Es por ello que ves a los médicos venezolanos trabajando en cafés, restaurantes, obras, limpiezas, hoteles y hasta como taxistas. Nosotros no vamos a iniciar de nuevo el proceso este año para presentar el examen en 2022 y que al final no lo pasemos debido a las preguntas ambiguas o con doble posibilidad de respuestas. Son pruebas que no están diseñadas para evaluar conocimientos sino para justificar la negativa de la Orden en querer integrar a los profesionales que venimos de afuera” concluyó Christian De Abreu.

Orden rechaza inscribir a médicos sin reconocimiento académico

La integración de médicos formados en el exterior para combatir la pandemia, prevista en el nuevo decreto presidencial, generó rechazos de las colegiaturas, quienes se niegan a inscribir médicos que no tengan el debido reconocimiento académico.

El presidente de la Orden de Médicos dijo estar sorprendido por el decreto presidencial. “No hay soluciones alternativas: o tienen reconocimiento médico o no pueden ejercer la profesión. Si hay dudas, si esos compañeros son médicos o no, si tienen o no la formación adecuada en cuanto a lo que es el curso médico, creo que debemos ser más prudentes. La Orden sigue la ley definida por la Asamblea de la República en esta materia”, garantizó Miguel Guimarães.

La presidenta de la Orden de los Enfermeros, Ana Rita Cavaco, rechazó el decreto por no tomar en cuenta cuestiones jurídicas y de seguridad que considera primordiales en este proceso. “El hecho de que estas personas no tengan que pasar por la Orden plantea varios problemas, incluida la responsabilidad disciplinaria. La Orden otorga a sus miembros un seguro de responsabilidad civil. Si hago daño, el seguro lo cubre. En estos casos, ¿quién se hará responsable? La Orden de Enfermeras detecta cosas muy graves, incluidos títulos falsos, al matricular enfermeros con cursos realizados fuera de la UE, incluso después de haber pasado el escrutinio de las escuelas superiores de enfermería. El Gobierno no tiene una estrategia para asegurar a nuestro personal, a quienes les ofrece contratos de cuatro meses, y ahora ofrece contratos de un año a personas que ni siquiera sabemos si son enfermeros”, sancionó.

En el caso específico de los enfermeros, el decreto estipula que sean integrados al Sistema Nacional de Salud a quienes sean “titulares de títulos académicos otorgados por una institución de educación superior extranjera en el campo de la enfermería, al mismo nivel que los de los títulos otorgados por instituciones educativas portugueses de educación superior”, siempre y cuando se cumpla hayan completado un ciclo de estudios con al menos 3600 horas lectivas, de las cuales 1800 horas en docencia clínica, o tener más de cinco años de experiencia profesional en el área clínica.

La presidente de la Orden de Enfermeros sostiene que existen mejores soluciones. “¿Por qué no llamar a los más de 20 mil compañeros portugueses que están en el extranjero – y que quieren regresar -, y ofrecerles un contrato por tiempo indeterminado? Además, tenemos alrededor de 200 enfermeros parados porque acabaron un contrato de sustitución y, según la legislación, deben esperar tres meses antes de firmar un nuevo contrato. Son personas que están en casa y quieren trabajar” concluyó Cavaco.

Médicos frustrados

En Portugal, se estima que alrededor de un centenar de médicos luso-venezolanos esperan ver su título reconocido por las universidades y por la Orden de Médicos. Una de ellos es la anestesióloga Raquel Pinheiro, quien ha intentado su reconocimiento académico desde que llegó al país en el año 2019.

“En junio recibí un correo electrónico diciendo que no era necesario hacer la prueba de portugués y, dos días después, la universidad me envió otro correo electrónico diciendo que se habían equivocado. Además de la prueba de idioma, presentamos una prueba teórica larga, con 120 preguntas confusas para responder en tres horas. El proceso, es largo, incierto y lleno de dudas”, dice la médica de 43 años a TSF.

“Estudié medicina y es mi deber como profesional y como persona intentar ayudar al Sistema de Salud ante el momento que se vive. Quiero pensar que el contexto actual puede ser una ventanita para que podamos ejercer. En un hotel, limpiando baños, no soy de gran ayuda. Me da mucho dolor ver las noticias, saber todo lo que pasa y no poder ayudar. Los médicos luso-venezolanos no somos la solución a la pandemia, pero podemos ser de gran ayuda” aseguró la galena residenciada en Aveiro.

Otro profesional de la salud venezolano que prefirió no ser identificado, se encuentra listo para ayudar al SNS. Aunque aún no está inscrito en el colegio médico, ya pasó la prueba de conocimientos en enero y ahora, según el decreto gubernamental que llama a integrar en el sistema durante un período limitado a quienes ya hayan superado esta etapa del proceso de certificación, espera la llamada telefónica que le permita practicar temporalmente su profesión. “Es complicado, pero prefiero ejercer como médico que no hacerlo” sancionó.

Muchos otros profesionales de la salud prefieren continuar en los empleos que consiguieron para no perder la efectividad, una vez que el decreto gubernamental habla de una licencia temporal y excepcional que solo les permite ejercer durante un período de un año, para posteriormente retomar todo el proceso hasta conseguir su inscripción en la Orden.

El último año iniciaron el proceso de equivalencia 841 médicos extranjeros, de los cuales 408 presentaron los respectivos exámenes. Sólo 160 profesionales aprobaron la evaluación y se podrían ver beneficiados por el decreto del Gobierno. La mayoría de ellos son provenientes de Brasil, Angola, Cabo Verde, Mozambique y Venezuela.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí