ONG invita a portugueses a luchar contra la violencia de género en Venezuela

0
18

La organización no gubernamental venezolana Empodérame, que promueve la participación y el protagonismo de las mujeres como agentes de cambio social, invitó a la comunidad portuguesa en el país para que asuma un papel más activo en la lucha contra la violencia contra las mujeres.

«La comunidad portuguesa es una de las más numerosas de nuestro país y todos podemos hacer algo desde nuestros espacios», afirmó la presidenta de «Empodérame». Eva Sabariego explicó, en declaraciones a la Agencia Lusa en Caracas, que, muchas veces, la gente piensa que «el empoderamiento es sólo cosa de mujeres y de organizaciones de la sociedad civil» pero que, «en el ámbito público o privado, todos podemos contribuir a empoderar a mujeres, adolescentes y niñas».

«Sería muy valioso para nosotros compartir las buenas prácticas políticas que se han hecho en sus países, para poder adaptarlas a nuestra realidad (…) este intercambio de información, de políticas públicas y de instrumentos que funcionan en los países europeos nos puede ayudar», subrayó.

Politécnica de profesión, Eva Sabariego ha explicado que desde 2017 «Empodérame» lleva a cabo «programas de formación, transferencia de herramientas, conocimientos y habilidades» a mujeres de diferentes edades para que puedan «conocerse a sí mismas, descubrir su potencial y desarrollarlo», un proceso que también cuenta con el apoyo de los hombres.

«Todas las mujeres tenemos potencial para hacer realidad nuestros sueños, objetivos, para aportar cosas valiosas a la sociedad, y en cuanto a los hombres, aún queda mucho trabajo por hacer, concienciarles, hacerles entender que no queremos competir con ellos ni quitarles espacios. Queremos hacer aportaciones, pero sobre todo que nos tengan en cuenta en los procesos de toma de decisiones en nuestro país», afirmó.

Sobre la violencia de género, la presidenta de la ONG dijo que «todavía hay mujeres, víctimas, que creen que se merecen lo que les pasa, y en la sociedad hay un proceso de victimización» que lleva a creer «que la víctima tiene la culpa de lo que le pasa».

Por lo tanto, el proceso consiste en «hacer que las mujeres tomen conciencia de su propio valor, y generar un nivel de conciencia en la sociedad, de inculcar una cultura de paz en la que los hombres respeten a las mujeres y las mujeres respeten a los hombres» para «construir una sociedad más justa y equitativa».

También darles herramientas para que sepan cómo actuar, a dónde acudir y cuáles son los puntos de alerta ante situaciones de riesgo, cómo tomar decisiones y conocer las redes de apoyo.

«El trabajo que hay que hacer es inmenso, no sólo de manera individual, sino con las instituciones públicas, sensibilizar a los funcionarios públicos para que cuando reciban una denuncia sepan que la víctima no es responsable, que sigan los procedimientos, realicen las investigaciones y sancionen a los responsables», subrayó.

Sin embargo, afirma que «hay muchos hombres que están cambiando» y pone como ejemplo que el 50% del consejo de Empodérame está compuesto por caballeros.

«La prensa tiene un papel muy importante a la hora de posicionar a las nuevas líderes, de dar a conocer el trabajo que hacen las mujeres, de darles visibilidad y apoyarlas en las diferentes causas y luchas que tienen», subrayó.

Eva Sabariego también explicó que «la juventud venezolana está haciendo cosas maravillosas» en su país, a pesar de vivir «en un contexto en el que muchas veces se da más publicidad a las cosas malas», y subrayó que, «en Venezuela, hay organizaciones lideradas por jóvenes que están haciendo cosas increíbles, que están trabajando para dar respuesta a las necesidades de la gente».

A pesar de la situación interna, el presidente de Empodérame afirma que «hay esperanza para el país», pero también muchas cosas que superar y consensuar, desde el punto de vista político, social y económico, «decisiones que hay que tomar».

Por ello, aprovechó para enviar un mensaje a los venezolanos que han emigrado en los últimos años de que «hay una juventud (en Venezuela), comprometida y convencida de que el país puede cambiar.»

«Quiero decirles a nuestros hermanos y hermanas que están afuera (en el exterior), que están en Europa y en el mundo, que aquí hay venezolanos y venezolanas que están luchando para que ellos regresen y para que nosotros nos reencontremos como país y como nación, y resurgamos de las cenizas», concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí