Paulo Neves denuncia «juego de empujón» en el tema de los médicos venezolanos

0
47

Durante una audición al ministro de Educación Superior, realizada el pasado martes en la Asamblea de la República de Portugal, Paulo Neves acusó a los Ministerios de Relaciones Exteriores, Educación Superior y Salud de jugar un “verdadero juego de empujones” en el tema del reconocimiento de las calificaciones educativas de los médicos de ascendencia portuguesa, en particular de los que regresan de Venezuela, una asignatura pendiente que sigue sin avanzar.

A juicio del diputado electo por el PSD Madeira en la Asamblea de la República, la situación actual «no solo refleja la falta de diálogo interno y coordinación que existe en el Gobierno de la República, sino que demuestra la demora en la tramitación de expedientes en nuestro país».

Paulo Neves considera que esta demora “es inaceptable, injusta y perjudicial para ambas partes”, dada también la falta de recursos que caracteriza al SNS, “con un Gobierno de la República que, empapado de la burocracia que él mismo creó y alimenta, se revela incapaz de crear las condiciones para reconocer a estos profesionales y reforzar su oferta de servicios de salud a los portugueses”.

El socialdemócrata, además de apelar a un entendimiento urgente entre las distintas partes implicadas en este caso, recordó que es necesario comprometerse y tomar decisiones, teniendo en cuenta que estos profesionales actualmente renuncian a abrazar su carrera en Portugal, tras la ausencia de consideración y respeto con el que han sido tratados.

“No podemos aceptar que nuestros luso-descendientes sean tratados de esta manera y que tengan que esperar muchos años por un reconocimiento de titulaciones que, en países como España o Italia, se hace con gran celeridad y sin comparación alguna tanto desde el punto de vista del término como también desde el punto de vista de la forma en que se tratan estos recursos», subrayó  el diputado, garantizando que su partido seguirá insistiendo en este tema, más aún en lo que se refiere al  «respeto a los portugueses» que, habiendo vivido en la diáspora, ahora quieren ayudar a Portugal, por lo que no pueden  ser tratados como “portugueses de segunda”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here