Paulo Porto Fernandes: “No somos 10 millones de portugueses. Somos 15 millones o más”

El diputado a la Asamblea de la República por el Partido Socialista hace un balance de los avances del Gobierno en relación a las temáticas que afectan a los portugueses en Venezuela y la Diáspora

0
992

Uno de los reclamos que más se escucha en las comunidades portuguesas es el de la inclusión e igualdad, en relación a aquellos ciudadanos que residen en territorio portugués. Una situación que según el diputado a la Asamblea de la República por el Partido Socialista, Paulo Porto Fernandes, forma parte de las principales preocupaciones del parlamento y del Gobierno Portugués.

En tiempos pandémicos, el Ejecutivo portugués no se detiene en políticas que beneficien a los emigrantes, implementando un seguimiento constante de quienes forman parte de la Diáspora lusitana en todos los rincones del mundo. Recientemente, las comunidades recibieron la buena noticia de la alteración de la Ley de Nacionalidad, mientras avanzan en el parlamento otras discusiones y propuestas, como la esperada modificación del Seguro Social Voluntario.

El caso de Venezuela no es la excepción: además de las medidas y programas anunciados en los últimos tiempos y que continúan en ejecución, actualmente el Gobierno y el Parlamento continúan trabajando en temáticas de gran relevancia para los luso-venezolanos, tales como los vuelos de TAP, la situación de los lesados del BES y el reconocimiento de los títulos profesionales criollos.

En una entrevista con el CORREIO da Venezuela, el diputado socialista trató abiertamente estas temáticas y ratificó el compromiso de las autoridades para con la Diáspora Portuguesa.

Su compromiso de campaña fue la alteración de la Ley de Nacionalidad, hecho que se cumplió recientemente. ¿Cómo se siente luego de alcanzado el objetivo?

Me siento satisfecho y entusiasta, al saber que los ciudadanos ahora se verán beneficiados. Ésta alteración era una deuda histórica y existían muchas dificultades para lograrlo. Muchos ciudadanos ya habían desistido de la idea de obtener nacionalidad para nietos. Hoy el criterio objetivo fue claro, y con mucho esfuerzo y compromiso logramos cambiar la ley, lo que representa una gran conquista para las comunidades en todo el mundo.

¿Cómo avanza el proyecto de modificación de la Ley del Seguro Social Voluntario?

La propuesta de modificación de la Ley de Seguro Social Voluntario para la inclusión de los ciudadanos de la Diáspora, originada por la Petición nº 634/XIII/4º, fue estudia por las Comisiones Parlamentarias y tuvo un parecer favorable. En tal sentido, la diputada Marta Freitas y yo fuimos a sensibilizar a la Ministra de Trabajo y Seguridad Social, quien fue muy receptiva, considerando viable la propuesta una vez que no tendrá impacto en el presupuesto, pues representa contribuciones individuales de los ciudadanos que solo van a aumentar la recaudación de la Seguridad Social y pasará a incluir, finalmente, a los ciudadanos de la Diáspora. Recordemos que este proceso inició en el año 2018, cuando el antiguo Secretario de Estado para las Comunidades Portuguesas, José Luís Carneiro, sostuvo un encuentro en Venezuela con el abogado Felipe Pereira, uno de los suscriptores de la referida Petición que originó la iniciativa; desde entonces esto ha sido una gran batalla que poco a poco ha ido obteniendo resultados favorables. Nuestro esfuerzo está siendo grande y creemos que tenemos que hacer justicia histórica.

El tema de los portugueses en Venezuela ha sido una constante en el panorama político luso. ¿Cómo valora el trabajo realizado por el actual Gobierno en pro de estos ciudadanos?

Los portugueses y luso-descendientes, tanto en Venezuela como en Portugal, han tenido un acompañamiento y siempre han estado en el centro de las preocupaciones del Gobierno. Recordemos que una de las primeras medidas anunciadas fue la exención total de los pagos en los consulados portugueses en Venezuela. De igual manera fueron reforzados los programas ASIC y ASEC, además de agilizar los procesos para su asignación por parte de la SEC. El gobierno también viabilizó protocolos de cooperación médica en Venezuela, que ha atendido a los ciudadanos y tramitado medicamentos y tratamientos. No menos importante han sido los fondos otorgados por el Gobierno central al Gobierno de Madeira para apoyar a los ciudadanos que regresan a la isla, provenientes de Venezuela. Otras de las acciones emprendidas fueron el apoyo judicial y administrativo a los ciudadanos indocumentados y la creación de la Línea Regresar Venezuela aquellos empresarios que regresan a Portugal desde tierras venezolanas y que pretendan abrir nuevos negocios. En el ámbito escolar fueron creadas nuevas aulas para integrar a los alumnos venezolanos, mientras que en lo referente a la habitación fueron asignadas viviendas para luso-descendientes, con un total de 34 ya entregadas de un total de 62. Finalmente, pero muy importante, debemos mencionar los apoyos dados al asociativismo en Venezuela, a instituciones de caridad, ancianatos y clubes.

Una de las temáticas que más preocupa a los portugueses en Venezuela es la relacionada con TAP, sus vuelos y precio de los pasajes. ¿Qué seguimiento ha hecho de la situación?

El Grupo Parlamentar del Partido Socialista sostuvo una reunión con la dirección de TAP, en la que fuimos informados sobre la posibilidad de reiniciar los vuelos a partir del 15 de diciembre. Ahora que fue anunciada la prolongación de las restricciones de operaciones comerciales en Venezuela, el Gobierno se encuentra en la búsqueda de otras alternativas como conexiones vía otros países que ya están autorizados para viajar al país. En esa reunión que tuvimos con TAP fue tratado el tema de los precios de los pasajes y la dirección de la empresa se comprometió a realizar un estudio de las tarifas en función a la reestructuración de la empresa, a fin de alcanzar una reducción de las misas. Para el momento que reinicien los vuelos comerciales a Venezuela, ya debería existir un estudio avanzado  de las tarifas.

Los lesados del BES en Venezuela siguen a la espera de una solución. Tomando en cuenta que recientemente sostuvo un encuentro con la asociación que los representa, ¿cree posible una decisión favorable para que estos ciudadanos vean de regreso el dinero perdido?

El Gobierno ha estado atento a la situación de los Lesados de Venezuela y Suráfrica, estableciendo diálogo con los representantes de las personas afectadas. La semana pasada recibimos a los representantes de una de las asociaciones de lesados y tuvimos una conversación productiva durante varias horas. Ahora la temática fue llevada al Grupo Parlamentario del Partido Socialista, a fin de ser estudiada y sugerida al Gobierno una solución, que espero sea rápida. Existe esperanza y posibilidades de una solución. Acá la mayor dificultad es técnica, en términos de la correcta creación del Fondo de Recuperación de Créditos para que las personas puedan recibir finalmente su dinero; pero creemos que esta dificultad podría ser superada. Sabemos que existe malestar en los ciudadanos, quienes vieron desaparecer todo lo que habían ahorrado en su vida, fruto de muchos años de trabajo, esfuerzos y sacrificio. Desde acá, sin cualquier intención de causar expectativas equivocadas, les enviamos una palabra de coraje y de esperanza.

Uno de los mayores desafíos que enfrentan quienes regresan a Portugal desde Venezuela, es el del reconocimiento de sus títulos profesionales. ¿Cómo avanza éste proceso?

Dentro de la Comisión de Educación acompañe las reuniones desarrolladas e, igualmente, he acompañado al grupo de profesionales médicos. La situación es complicada porque son profesionales con larga experiencia que podrían dar una gran contribución, principalmente es esta época de pandemia. A pesar del compromiso del Gobierno, según la constitución y legislación portuguesa existe autonomía en las decisiones de las universidades y de las órdenes profesionales, por lo que el Estado no tiene como sobreponerse a la legítima autonomía de éstos órganos. Aun así, las autoridades continúan no sólo estudiando las opciones, sino también sensibilizando a las casas de estudio y colegiaturas, para que los profesionales vean sus carreras reconocidas y puedan, finalmente, ejercer sus profesiones en Portugal.

En el ámbito de las relaciones diplomáticas y bilaterales, ¿cuál es la posición del Gobierno de Portugal con respecto al Gobierno de Venezuela?

La posición de Portugal es la misma que la de sus socios europeos: respetar la soberanía de Venezuela y velar por el bienestar e intereses de los portugueses residentes en ese país. Se trata de una situación atípica, en la que se debe respetar esa atipicidad y no se debe interferir en la política interna. En este sentido, el interés principal de Portugal son sus ciudadanos. Siendo así, la relación diplomática debe siempre buscar el bienestar de la comunidad portuguesa, a fin de que los apoyos lleguen a estos ciudadanos y que estos vivan con la mejor condición posible. Existe una relación histórica importante y lazos de amistad que unen a Portugal y a Venezuela.

Las elecciones de Estados Unidos han captado la atención de los ciudadanos en todo el mundo las últimas semanas. Con Joe Biden como vencedor, ¿cómo puede influir esto en las relaciones que sostiene dicho país con Venezuela y con Portugal?

Ha sido un proceso difícil y exaltado, dominado por la difusión de informaciones distorsionadas en las redes sociales. Creo que ahora, con la elección de Biden, las relaciones entre EEUU y Venezuela pueden ser más tranquilas, si tomamos en cuenta la postura más coherente y humanista del futuro presidente. Quizás sea atenuada la relación bilateral y exista alguna aproximación, aunque debemos recordar que la actual posición de los Estados Unidos en relación al país latinoamericano proviene de una decisión tanto de los Demócratas como de los Republicanos. En términos generales, con el presidente Donald Trump existía siempre cierta tensión en relaciones a las comunidades de emigrantes, ya que su política no era tan simpática con estos grupos de ciudadanos. Ahora, con la elección de Joe Biden, creo que los emigrantes podrán sentirse más tranquilos y optimistas ante las posibles nuevas políticas humanitarias y migratorias.

Al día de hoy, ¿cuáles cree que son las principales problemáticas que enfrentan los emigrantes portugueses alrededor del mundo?

El primer problema es en relación a la pandemia. Varios ciudadanos que tienen negocios han enfrentado dificultades y existe una preocupación generalizada en términos de temporalidad, no sólo de los empleadores sino de los ciudadanos en general, ya que nadie sabe cuánto va a durar esta situación y existen muchas dudas sobre el futuro. Es por ello que el Gobierno ha mantenido un contacto directo y constante con la diáspora, conociendo sus necesidades y brindando todo el apoyo posible. El Ministerio de Negocios Extranjeros (MNE) contactó a miles de persona en situación de tránsito durante la pandemia y garantizó su regreso a Portugal, bien sea a través de la organización de vuelos especiales o de la incorporación de ciudadanos en vuelos de otros países.

Por otro lado, veo que existen muchas dudas en relación a la legislación portuguesa y otras problemáticas en general. Es por ello que he participado en varios webinars e iniciativas con diferentes asociaciones de la diáspora, a fin de responder a sus necesidades de información y mantener la proximidad a fin de encaminar posibles soluciones. Aquí debemos resaltar la relevancia que tienen los medios de comunicación y asociaciones de la Diáspora, que deben ser valorizados ya que son el principal punto de apoyo del Gobierno en los diferentes países.

Otra de las problemáticas que enfrentan es la desigualdad existente en la tributación entre ciudadanos residentes y no residentes; por ejemplo, puedo citar la tributación sobre plusvalías, ya que los no residentes en Portugal pagan el doble que quienes residen en territorio nacional. Actualmente trabajamos en una iniciativa para cambiar esta legislación. La idea no es beneficiar a quienes viven fuera, sino buscar justicia e igualdad para estos ciudadanos, siendo justamente esto lo que un diputado electo por la migración debe tener como norte. Es importante recordar que no somos 10 millones de portugueses: somos 15 millones o más, es un hecho, y esto debe ser resaltado y valorado siempre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here