¿Por qué vestimos ropa de “marca”?

El gusto por este tipo de prendas tiene mucho que ver con “sentirse identificado” o por el concepto de “la primera impresión”

0
2252

Ommyra Moreno Suárez

Al abrir el guardarropa, todas las prendas tienen algo en común: la etiqueta. De hecho, ese pequeño recuadro es tan importante que decide el precio del producto más que la calidad de la tela. Es por ello que la ropa de marca no  deja de ser un objeto deseado por muchas personas, ya que por un lado podemos pensar que  consideran que les otorga cierto “status”, mientras que por otro lado podemos pensar que se trata de  ropa mejor elaborada.

La forma en que vamos vestidos emite un mensaje directo sobre nosotros, transmite información sobre determinados aspectos de la personalidad. De ahí la importancia de ir vestido de manera adecuada según las circunstancias. Así por ejemplo, cuando una persona va a una entrevista de trabajo, normalmente analiza qué vestimenta es la más adecuada y la que más le puede beneficiar para esa entrevista, irá vestida de una u otra manera según el puesto al que aspire, vestirá de forma diferente si se trata de una entrevista para trabajar en una discoteca o si se trata de una entrevista para un trabajo en un bufete de abogados.  Evidentemente, la ropa de marca tiene que ver mucho con esta teoría, ya que en el pasado era considerada como algo exclusivo que nos hacía tener un “status” de persona con más posibles que otras, aunque tal y como ha cambiado la sociedad. Sin embargo, hoy en día, la ropa de marca no es tan exclusiva ya que se ha introducido en el mercado nuevas opciones para todos los presupuestos con piezas parecidas y que pueden llegar a competir con la calidad que garantizan las grandes firmas.  El gusto por este tipo de prendas tiene mucho que ver con “sentirse identificado con la marca” o por el concepto de “la primera impresión” que una persona desconocida va a tener sobre nosotros a primera vista, va a depender de nuestra apariencia física y, por tanto, de nuestra manera de vestir.

Más allá del costo, las diferencias en las preferencias de hombres y mujeres juegan un papel fundamental en la elección de la ropa.  Los hombres generalmente se centran más en el papel funcional de la prenda y en qué medida la ropa puede mejorar su personalidad. Por otro lado, las mujeres, se dejan llevar más por la tensión en la interacción social y personal con los demás a la hora de elegir la ropa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí