«Regresar a Portugal es un sueño que nunca pensé realizar»

Los catorce emigrantes que participan en el Programa "Portugal no Coração" fueron recibidos por la secretaria de Estado de las Comunidades, Berta Nunes.

0
575

Delia Meneses

Se fueron en barco para Venezuela, Brasil y Argentina y regresaron ahora, más de medio siglo después, de avión, en un viaje de turismo a Portugal, completamente gratis. Son 14 emigrantes unidos por una misma emoción: descubrir un país, que es el suyo, pero que hasta ahora no conocían.

«Es un paseo que nunca voy a olvidar», dice Teresa Mendes, natural de São Vicente, Madeira, y radicada en Venezuela hace 54 años, mientras es entrevistada para la televisión y la prensa en Lisboa, donde disfrutaron de una vista panorámica de la ciudad desde el Puente 25 de Abril y después saborearon los famosos pasteis de Belem.

«Es un sueño que nunca pensé realizar, es emocionante, ahora estoy entendiendo que es verdad», comenta María Helena Pereira, quien llegó de Río de Janeiro. A su lado está María Clementina, que a los 11 años salió de Tras os Montes rumbo a Brasil en barco. Sesenta años después se montó en un avión por primeira vez sin saber lo que iba a encontrar y quedó maravillada.

Anibal Marques dejó Portugal en 1966 para huir del servicio militar obligatorio, pasados más de 50 años regresó desde São Paulo, donde vive en condiciones austeras, que le impidieron durante más de medio siglo volver a su tierra natal por sus propios medios.

El reencuentro fue posible gracias al programa Portugal no Coração, promovido por el Ministerio de los Asuntos Exteriores, a través de la oficina del Secretario de Estado de las Comunidades Portuguesas, el Ministerio de Solidaridad, Empleo y Seguridad Social, Fundación Inatel y TAP Portugal.

Los 14 emigrantes, como María Julia y Orlando, radicados en Argentina, está visitando lugares que no conocían, como los alrededores del Río Douro, en Porto. También fueron a Aveiro, Fátima, Celorico da Beita y Vila Ruiva. Están conociendo símbolos culturales de su país, disfrutando de la gastronomía y de la gente. Algunos nunca habían estado en Lisboa, apenas pisaron ese suelo cuando embarcaron en un navío rumbo a América

«Salí de Madeira con un año y estoy regresando con 67, es un sueño, y es mejor de lo que esperaba, me siento libre, dejé a un lado todas las preocupaciones del país donde vivo, Brasil», dijo una de las beneficiarias del programa.

La recepción a los participantes tuvo lugar en el Ministerio de Relaciones Exteriores y, además de la secretaria de Estado de las Comunidades, Berta Nunes, asistieron la Secretaria de Estado de Acción Social, Rita da Cunha Mendes, la Directora General de Asuntos Consulares y Comunidades y el presidente de la Fundación Inatel, Francisco Madelino.

“Estamos muy contentos de recibirlos y de ver que, después de tantos años, ahora tienen la oportunidad de visitar su país. Muchos de ustedes emigraron con sus familias en busca de una vida mejor y condiciones que no podían tener en Portugal. Pero continuaron atesorando el sueño de regresar a su patria y reviviendo los recuerdos y la conexión con Portugal con gran afecto. En resumen, siempre trajeron Portugal en el corazón», dijo Berta Nunes.

Esta iniciativa ofrece una visita a Portugal para ciudadanos nacionales mayores de 65 años, que residen en el extranjero y que no han visitado el país durante más de 20 años debido a diversas circunstancias. En la edición de este año participan ciudadanos portugueses que residen en Sudáfrica, Argentina, Brasil y Venezuela.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here