Sabìas qué…? Lo que no sabes de la navidad

0
2160

Cada año, millones de personas celebran la navidad en todo el mundo: algunos recuerdan a quienes ya no están, mientras otros festejan a lo grande por lo nuevo que vendrá. Lo que muchos ignoran es que existen muchas curiosidad en torno a esta época decembrina.
La existencia de los 3 Reyes Magos data del siglo VI d.C. Melchor, que representa a los europeos, ofreció al Niño Dios un presente de oro que atestigua su realeza. Gaspar, representante de los semitas de Asia, cuyo bien más preciado es el incienso, lo ofreció al Niño como símbolo de su divinidad. Y por último, Baltasar, negro y con barba, se identifica con los hijos de Cam, los africanos, que entregan la mirra, en alusión a su futura pasión y resurrección. Los restos de los Reyes Magos estuvieron durante trescientos años en Constantinopla, en lo que antes era Bizancio y ahora Estambul, en Turquía. Luego fueron trasladados a Milán hasta 1162, en que el emperador Barbarroja saqueó Milán y entregó los restos de los Reyes Magos al arzobispo Reinaldo de Dassel, quien decidió trasladarlos a Colonia, Alemania. Los restos de los tres Reyes Magos descansan en un cofre de oro y plata que pesa unos 350 kg.

En algunos países existe la leyenda de la Bruja Befana, que barría su casa con su escoba, cuando pasaron los Reyes Magos hacia el pesebre de Belén y la invitaron a ir con ellos. La bruja no los acompañó y se siente arrepentida. Por eso, la Befana sale cada año a repartir regalos, en busca del Niño Dios, como señal de arrepentimiento. Cuentan que esta leyenda de la Befana se originó en Italia.

Otro hecho curioso relacionado con la navidad figura en torno de Papá Noel, Santa Claus o San Nicolás: en realidad se trata de una figura inspirada en un obispo cristiano llamado Nicolás, que vivió en el siglo IV, en la actual Turquía. Era una persona venerada por los cristianos de la Edad Media y hoy se conservan sus reliquias en la basílica de San Nicolás en Bari, Italia. De él se cuentan cientos de historias, narrando sus milagros y bondades.

A los 5 meses del comienzo de la Primera Guerra Mundial, ambos bandos se tomaron un descanso en Navidad donde se cantaban entre ellos villancicos y canciones. A la mañana siguiente, soldados alemanes salieron de las trincheras y empezaron a aproximarse a las tropas Aliadas gritando “Feliz Navidad” en inglés. Lo más increíble es que no fue un truco: realmente docenas de soldados británicos salieron a recibirles y estrechar sus manos, incluso intercambiaron cigarros.

El pavo de Nochebuena tuvo su origen en México en el S. XVI. Los aztecas se lo habían hecho probar al conquistador Hernán Cortés, a quien le agradó y lo llevó a España. En México lo llamaban guajolote.

La Flor de Nochebuena o “papagayo” son nativas de regiones tropicales de México, específicamente de Taxco, Guerrero. Su uso como planta decorativa en la temporada navideña se debe a que florecen en invierno. Los prehispánicos la llamaban, en náhuatl, Cuetlaxóchitl, que se deriva de la unión de las palabras, Cuetlaxtli que significa cuero y xochitl, que significa flor. Esta flor se dio a conocer al resto del mundo durante la época colonial, en la cual se adornaban las iglesias con ella durante las fiestas navideñas

Artículo anteriorLlega el fin de año y van a pagar Utilidades
Artículo siguienteConsejos para una Navidad saludable
Egresada como Licenciada en Comunicación Social mención Periodismo de la Universidad Católica Andrés Bello (2010). Especializada en Periodismo Deportivo por la Universidad Simón Bolívar y en Dirección de Medios y empresas de Comunicación por la ESAE Business School de España. Inició su carrera laboral como pasante en el departamento de medios y comunicaciones corporativas de Editorial Alfa en 2007 y posteriormente como productora asociada en un programa radial en Radio Caracas Radio 750 AM, junto a los periodistas Javier Conde y Sebastián de la Nuez. Forma parte del equipo de periodistas de planta del CORREIO da Venezuela desde diciembre de 2009. Además se ha desempeñado como correctora y editora de textos de la Revista Ripeando, y asesor de comunicaciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí