TAP pretende reanudar vuelos con Venezuela en el invierno

TAP también incluirá rutas hacia Estados Unidos, México, Panamá e inaugurará nuevas conexiones como la de Lisboa-Punta Cana

0
40

La aerolínea portuguesa TAP anunció este 1° de septiembre que incluirá a Venezuela -con un vuelo semanal- en el refuerzo planteado por la compañía de más de 91 vuelos en su oferta para el venidero invierto europeo.

Con esta operación, que es controlada por el Estado portugués, se espera que TAP realice unas 941 conexiones de ida y vuelta por semana una vez se alcance «el pico» de su operación invernal, la cual inicia el 31 de octubre. De esta forma plantean una estrategia que será clave para la empresa aérea para desarrollar un plan de recuperación para evitar la quiebra.

Destacó la compañía que a través de la ampliación de vuelos se ofrece una «señal positiva y de confianza» en la recuperación de la demanda de vuelos a TAP, que a su juicio están alineadas con las proyecciones internacionales al respecto y que además contribuye con las perspectivas para el restablecimiento de las operaciones y la economía de la empresa aérea.

No solo se integrará Venezuela a este plan de recuperación de TAP. También se repondrán las rutas a las que volaba antes de la pandemia a destinos como Estados Unidos, México y Panamá. También tendrá conexiones nuevas como a Punta Cana, en República Dominicana, donde volará tres veces por semana.

Durante la temporada de invierno boreal entre el 31 de octubre al 26 de marzo de 2022, TAP Air Portugal aumentará sus operaciones con un total de 941 vuelos por semana, 91 frecuencias adicionales con respecto a las 850 que actualmente se ofrece en verano, y además espera volar a todos sus destinos previos a la pandemia y sumar nuevos.

Por ahora, la aerolínea ha recibido 1.200 millones de euros que forman parte de ese plan de recuperación de un total de 3.200 millones, en virtud del cual se anunció en julio el despido de 124 trabajadores, entre pilotos, tripulantes de cabina y personal de la sede, entre otros.

Actualmente este plan de recuperación está bajo investigación de la Unión Europea.

El Estado portugués tiene el control de TAP desde 2020, cuando llegó a un acuerdo con los accionistas privados de la aerolínea para aumentar su presencia en el capital, del 50 % al 72,5 %, y salvarla de la quiebra.

En febrero de 2020 la ruta que conectaba a Caracas con Lisboa fue suspendida por 90 días luego de que el gobierno de Nicolás Maduro, pese a no tener pruebas, acusara a la aerolínea de «violar normativas aeronáuticas» por facilitar el ingreso del presidente de la Asamblea Nacional electa en 2015, Juan Guaidó, a suelo venezolano.

Para el 4 de septiembre de 2020 la aerolínea portuguesa TAP (Transportes Aéreos Portugueses) anunció que en tres meses reanudarían vuelos a Venezuela, para cubrir la ruta  Lisboa – Caracas y viceversa, siempre y cuando las restricciones establecidas en virtud de la pandemia no contrariasen lo acordado.

«Advertimos que esta planificación del reinicio de operaciones de TAP, podría ser reajustada si así lo exigieran las circunstancias derivadas de la dinámica de las imposiciones y restricciones de cualquiera de ambos países en virtud de la evolución de la pandemia, de la aplicación de los protocolos de bioseguridad y del comportamiento de la demanda», decía parte del comunicado emitido por la aerolínea en el cual también resaltaron que la fecha exacta de reinicio de actividades iba a hacerse el 15 de diciembre de 2020.

Actualmente en Venezuela se aprobaron algunos destinos de conectividad internacional desde las terminales aéreas del país previstas para ello. México, República Dominicana, Panamá, Rusia, Turquía y Bolivia son seis de las siete naciones autorizadas por el INAC.

Más vuelos nacionales

Madeira tendrá una operación de 49 vuelos semanales entre Lisboa y Oporto, desde Lisboa habrá un incremento a los siguientes destinos nacionales: Ponta Delgada con 15 vuelos semanales, Terceira con 7 vuelos semanales y Faro con 21 vuelos semanales.

TAP contará con una red de destinos a 37 ciudades europeas con 585 vuelos semanales. La compañía volverá a operar a Sudáfrica después de cesar operaciones en 2011, con una conexión entre Lisboa y Ciudad de Cabo. Sus vuelos entre África y Medio Oriente totalizarán 93 por semana  a 15 destinos.

Mayor presencia en Ámerica

TAP restablecerá todos sus rutas operadas hacia Canadá, Estados Unidos y México. Durante el invierno tendrán 59 vuelos semanales a 11 destinos: Boston, Newark (desde Lisboa y Oporto), Nueva York JFK, Miami, Washington DC, Chicago y San Francisco en Estados Unidos, Montreal y Toronto en Canadá y Cancún en México.

Hacia Sudamérica ofrecerá 52 vuelos semanales en las 12 rutas que posee en Brasil. Desde Venezuela esperan retornar sus vuelos entre Lisboa – Caracas en diciembre con una operación semanal a la espera que las autoridades venezolanas permitan conexiones entre ambas naciones.

Para satisfacer la demanda de destinos de sol y playa este invierno, TAP iniciará una nueva ruta al Caribe, hacia Punta Cana, República Dominicana con tres vuelos semanales en aeronaves Airbus A330-900neo donde competirá con otros operadores turísticos como Orbest y World2fly.

Recuperación

Tras el reinicio de los vuelos internacionales TAP logró mantener gran parte de su red de destinos hacia Norteamérica y el norte de Brasil gracias a la flexibilidad de los Airbus A321LR, dado que con la demanda reprimida operar un A330 podría ser poco factible en algunas rutas.

Con el aumento de operaciones para la temporada de invierno, TAP continúa demostrando su papel fundamental para reactivar la economía portuguesa, promoviendo la llegada de turistas y estimulando los viajes de negocios a través del sector turístico.

La aerolínea durante el invierno espera reforzar la demanda de viajes durante los períodos importantes de Navidad y Año Nuevo, para ayudar a las comunidades portuguesas a que puedan reencontrarse con sus seres queridos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here