El “trumpismo” de los jóvenes luso-descendientes en Estados Unidos

0
841

En su reciente visita a Lisboa para asistir el Diálogo de Legisladores Luso-americanos de la FLAD (Fundación Luso-Americana para el Desarrollo), el Presidente de la CPAC – Califórnia Portuguese American Coalition, un grupo de lobby pro portugués creada en 2016, concedió al Diario de Noticias una entrevista sobre la realidad sociopolítica de los jóvenes luso-descendientes en Estados Unidos.

A lo largo de la entrevista, en uno de los diarios de peso en el panorama de la prensa nacional, Diniz Borges, quien también es profesor y cónsul honorario de Portugal en Tulare, California, expresa su preocupación hacia cómo los jóvenes descendientes de portugueses en los Estados Unidos «entran en un trumpismo que va en contra de los principios portugueses”.

Sin cohibirse de criticar el discuro anti-inmigración del Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, Diniz Borges revela que al mismo tiempo que están orgullosos de sus raíces portuguesas, muchos jóvenes descendientes de portugueses buscan pasar un mensaje de que las historias de sus familias son diferentes de las de los otros inmigrantes, principalmente de los hispanos. En las palabras del presidente del grupo pro lobby portugués en California: «Tratan de decir que los padres o abuelos eran inmigrantes, pero no es así. Llegaron legales.»

La retórica y encantamiento de jóvenes luso-descendientes por el discurso anti-inmigración está lejos de ser exclusivo de la actual realidad norteamericana. La misma se encuentra muy presente, por ejemplo, en Francia, donde fue notoria en las últimas elecciones presidenciales la disposición de muchos jóvenes luso-descendientes para votar en la extrema derecha liderada por Marine Le Pen, que tuvo claramente en Donald Trump un aliado y una motivación durante el acto electoral de abril de 2017.

En este sentido, llamando la atención Diniz Borges sobre el atractivo del discurso populista de Donald Trump en los jóvenes descendientes de portugueses en los Estados Unidos, o el hechizo de Marine Le Pen  entre los jóvenes con raíces portuguesas en Francia, debe tenerse debidamente en cuenta y disiparse. Las jóvenes generaciones de luso-descendientes esparcidos por los cuatro rincones del mundo no pueden olvidar que la historia colectiva de sus raíces familiares entronca en la clandestinidad en varios casos y en la búsqueda común de una vida mejor.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí