Turumo acogió misa y procesión en honor a San Sebastián

La tradición de las fogaceiras se niega a morir, a pesar del contexto pandémico y económico

0
48

Una de las tradiciones portuguesas con mayor peso en la comunidad lusitana en Venezuela es la Festa das Fogaceiras, que tiene lugar año tras año en la ciudad de Caracas. Como es de suponer, el contexto pandémico no permitió este año que se celebrara la gran festividad que otrora época llenaba el Salón Nobre del Centro Portugués con más de 700 personas.

Sin embargo, la Asociación Amigos da Terra de Santa Maria da Feira no quiso dejar pasar bajo el mantel la efeméride que reúne a los coterráneos, motivo por el cual llevaron a cabo una pequeña misa y procesión en las instalaciones del Centro Marítimo de Venezuela el pasado domingo 31 de enero. La iniciativa se redujo a los integrantes de la asociación y sus familiares, dispensando el envío de invitaciones a representantes diplomáticos y directivos de otras asociaciones, entendiendo la situación que atraviesa Venezuela y el mundo.

La eucaristía estuvo presidida por el monseñor Alexandre Mendonça, dando paso posteriormente a la procesión en los alrededores de la piscina con los “andores” de San Sebastián y del Castillo de Santa María da Feira, encabezada por un grupo de cinco niñas ataviadas con el traje típico de las fogaceiras.  Este año los grandes ausentes fueron los estandartes de las 31 freguesias que conforman el concelho de Feira.

Luego de compartir las “fogaças” entre todas las personas que se encontraban disfrutando del club, el reducido grupo de feirenses y sus familiares se reunieron en el Salón Luso para disfrutar de un almuerzo que estuvo marcado por el distanciamiento social y el uso de las mascarillas. Durante el compartir, el presidente de la asociación, Rodrigo Ferreira, hizo hincapié en la importancia de no perder la tradición y en el carácter religioso de la festividad, recordando además a Raúl Pereira y Cándido Andrade, feirenses muy queridos en la comunidad que fallecieron recientemente.

“La fe no la podemos perder nunca. Esta epidemia se va a acabar y nuestra idea es que la fiesta de las fogarearas vuelva a ser lo que era antiguamente. Nosotros comenzamos desde cero y nos convertimos en un evento de peso dentro de la comunidad portuguesa residencia en Caracas. Creo que hemos hecho un buen trabajo, sin desmeritar a las otras asociaciones. Cuando las condiciones sanitarias y la situación económica lo permita, estaremos listos para volver a organizar nuestros grandes convivios, aunque lo realmente importante es el voto a San Sebastián y el homenaje a nuestra tierra natal” explicó Ferreira

Previamente, el pasado 21 de enero, un pequeño grupo de ciudadanos se reunieron en la Plaza Luíz de Camões de la Urbanización Macaracuay, en el este de Caracas, a fin de compartir la “fogaça”. Durante el breve compartir informal, en el que también hubo “caladinhos” y “vino do Porto”, se hicieron presentes los representantes de la Asociación organizadora, así como también el Consejero y presidente del Instituto Portugués de Cultura, Fernando Campos; el presidente de la Asociación de Luso Descendientes de Venezuela, Alberto Viveiros; el presidente de la Federación Iberoamericana de Luso Descendientes, Jany Moreira.

La creciente emigración de jóvenes luso-descendientes, que abandonan Venezuela en busca de oportunidades en otros países, compromete la preservación y continuidad de muchas manifestaciones de la cultura portuguesa como la Festa das Fogaceiras. La alerta fue dada en 2018 por el presidente de la Asociación de Amigos de las Tierras de Santa Maria da Feira, Rodrigo Ferreira, al margen de las celebraciones de la celebración anual.

“En el pasado, hacíamos un llamado a los jóvenes para que continuaran con las tradiciones y en ese sentido ya no tenemos a nadie a quien apelar, porque se están yendo del país. Solo estamos envejeciendo y no es que pueda desaparecer, es que está en peligro de desaparecer. Cuando no haya jóvenes, cuando no haya generación de relevo, en 20 años esta desaparecerá. Las tradiciones y costumbres están condenadas a desaparecer”, dijo el ciudadano portugués.

La Asociación Civil Amigos de Terra de Santa Maria da Feira está dirigida por Rodrigo Ferreira, Simão Rocha, Ernesto Cardoso y Antonio Reis. En el pasado, contaba con 31 “mordomos” que representaban a las 31 freguesías del concejo. Actualmente el número se redujo a 13 debido al proceso migratorio y el fallecimiento de algunos de sus miembros.

Artículo anteriorCP inaugura la exposición “Carnaval en Portugal”
Artículo siguienteDamas Portuguesas entregaron comida, medicamentos e insumos
Editor - Jefe de Redacción / Periodista sferreira@correiodevenezuela.com Egresado de la Universidad Católica Andrés Bello como Licenciado en Comunicación Social, mención periodismo, con mención honorífica Cum Laude. Inició su formación profesional como redactor de las publicaciones digitales “Factum” y “Business & Management”, además de ser colaborador para la revista “Bowling al día” y el diario El Nacional. Forma parte del equipo del CORREIO da Venezuela desde el año 2009, desempeñándose como periodista, editor, jefe de redacción y coordinador general. El trabajo en nuestro medio lo ha alternado con cursos en Community Management, lo que le ha permitido llevar las cuentas de diferentes empresas. En el año 2012 debutó como diseñador de joyas con su marca Pistacho's Accesorios y un año más tarde creó la Fundación Manos de Esperanza, en pro de la lucha contra el cáncer infantil en Venezuela. En 2013 fungió como director de Comunicaciones del Premio Torbellino Flamenco. Actualmente, además de ser el Editor de nuestro medio y corresponsal del Diário de Notícias da Madeira, también funge como el encargado de las Comunicaciones Culturales de la Asociación Civil Centro Portugués.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here