Un pedazo de Santana en Vista Alegre

Un comerciante lusitano construyó una casa de Santana en la platabanda de su local

0
2171

En Venezuela, la comunidad portuguesa en muy numerosa y la gran mayoría de sus miembros provienen de la Isla de Madeira. Gran parte de ellos sienten nostalgia de su tierra, quienes por diferentes motivos tuvieron que dejarla en búsqueda de un mejor porvenir.

Uno de esos casos es Fernando de Sousa, quien nació Campanario 2 de enero de 1942 y propietario de un local en la urbanización Vista Alegre, al oeste de Caracas. Pisó Venezuela por primera vez durante el gobierno de Marcos Pérez Jiménez. “Llegué el 6 de agosto de 1956, por Maiquetía. Estuve un día en Caracas y después, nos fuimos para Valencia. Me mudé para Caracas aproximadamente en el año 1960”, comentó.

Desde el año 1996, tiene su negocio, específicamente un restaurant. En la platabanda del mismo, construyó una casa de Santana. “Lo hice como un recuerdo de nuestra tierra, de nuestro país. Nosotros viajamos y vemos esto allá. Lo hice para tenerla cerca de casa. Aunque voy todos los años”, dijo.

IMG_0945Las paredes de la casa son de ladrillos, las puertas de madera y tiene una particularidad, el techo es de zinc. “Tardamos un mes en hacerlo. Le pagué a alguien para que la hiciera, le fui dando la idea y hasta le mostré las fotos que tengo. Aquí está”, comentó.

Del año pasado para acá se dio la idea. “El año pasado viajamos, visitamos Santana y nos sacamos una foto en la casa, con una camachera y entonces, pensó en hacer eso como un recuerdo”, apuntó su esposa María Jardim de De Sousa, quien tiene 50 años viviendo en el país. Tienen cinco hijos y cuatro nietos. “Uno de mis hijos ya se fue al cielo y desde allá arriba nos cuida”, agregó

Ha causado buenas impresiones en la zona. “Tanto portugueses como venezolanos me han preguntado de donde saque la idea y les explico que es un recuerdo de nuestra tierra”, acotó Fernando.

Incluso, sus empleados y el mismo Fernando ya bromean con la casita. “Estaba allá abajo en el local y pregunté por Fernando. Me dijeron que estaba en Santana. De inmediato pensé que era aquí. Cuando me comentó que quería hacerla, me dijo que cuando estuviera cansada viniera para acá y descansara un rato”, señaló María entre risas.

Faltan detalles en la casa. “Falta el televisor pero ya lo tenemos aquí. Yo quiero tener una mata de hortensias. Conseguí una pero es muy pequeña”, contó María. “Aunque esa es una mata de sombra”, agregó Fernando.

Artículo anteriorEmpresarios carabobeños conocieron más sobre Portugal
Artículo siguientePuerto de Funchal
Egresado como Bachiller del Colegio Fray Luis de León y TSU en Administración del Instituto Universitario de Tecnología Venezuela. Actualmente cursa el décimo trimestre de Comunicación Social en la Universidad Católica Santa Rosa, siendo coordinador de fútbol del portal informativo “Pantalla Deportiva”. Fue conductor del programa “La Grada” en TNO Radio y formó parte del staff de la web “Huella Deportiva”. Forma parte del equipo de periodistas del CORREIO da Venezuela desde agosto de 2014. Se declara un apasionado por los deportes; gusto que alterna con el cine, el teatro, la música y la lectura, entre otras cosas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí