Un tachirense muestra lo mejor de Portugal

Víctor Pérez Pernía cuelga cada jueves en Youtube un video donde da a conocer lugares emblemáticos de la tierra que lo recibió hace poco más de un año.

0
781

Delia Meneses

Víctor Julio Pérez Pernía forma parte de un grupo cada vez más numeroso, el de los venezolanos sin raíces lusas que deciden radicarse en Portugal. De padres andinos, nacido en Táchira, en los últimos años hizo vida en el estado Portuguesa, en Guanarito, en la que es conocida como la tierra del silbón. Allí era gerente de recursos humanos y administrador de una empresa de productos lácteos. También incursionó en la docencia. Daba clases de Administración en la Universidad Nacional Experimental de los Llanos dos veces por semana.

«Trabajaba en mi área y tenía un buen ingreso pero el deterioro generalizado del país me obligó a emigrar. Tengo una prima que se casó con un portugués y se radicó en Portugal hace más de 20 años. Yo había venido de vacaciones en dos oportunidades (2006 y 2015) pero la experiencia es totalmente distinta cuando decides vivir aquí», cuenta Pérez, quien aterrizó en el país ibérico con una maleta en junio de 2019. Llegó a la casa de su prima pero a los cuatro meses logró mudarse solo.

Los primeros tiempos fueron difíciles, sobre todo por la barrera del idioma. Ahora asegura sentirse como en casa. «Antes de emigrar estudié portugués durante 8 meses, vía online, pero era el portugués de Brasil y cuando llegué al aeropuerto no entendía nada. Mi prima me recomendó que me sentara en el café más cercano y que oyera a la gente; poco a poco fui entendiendo».

Comenzó como ayudante de cocina en un restaurante de Alcochete y actualmente está en una fábrica de embutidos y salchichas, en el área de predespacho, en Montijo, a escasos minutos de la casa que alquiló. Son labores diferentes a las que estaba acostumbrado. «Yo venía de llevar las riendas de una empresa pero estaba claro que al llegar aquí las cosas no iban a ser iguales».

Perdió los cargos gerenciales, al menos temporalmente, pero ganó calidad de vida y un país seguro con calles limpias y tranquilas, que alejaron el estrés cotidiano que marcaba sus días en Venezuela.

«Aquí se consigue mucha paz, la tranquilidad que te da caminar por sus calles no tiene precio». Esto, unido a la infinidad de lugares llenos de historia y belleza, lo llevaron a explorar una nueva faceta. «Muchas personas en Venezuela me preguntaban cómo es Portugal. Empecé por enviarles fotos pero luego me planteé grabar un video. Pasó cuatro meses viendo tutoriales para ganar herramientas que le permitieron abrir su canal de Youtube «Conociendo con Víctor», donde muestra lo mejor de la tierra que lo acogió. «La primera vez grabé las escenas más de 40 veces», recuerda.

En los videos, donde se deja colar su acento gocho, describe espacios emblemáticos e imperdibles pero también las calles de atrás, las mejores para el bolsillo cuando de degustar la gastronomía se trata. El Santuario Nacional de Cristo Rey y Setúbal son algunos de los recorridos que ha realizado, teléfono en mano y con la mejor disposición. Cada jueves, a las 4:15 p.m. hora de Venezuela, Víctor cuelga un nuevo video en su canal.

«Mi meta es visitar lugares nuevos cada fin de semana y que lo que muestro motive a otros a venir a Portugal»,  comenta el joven, quien también usa las redes sociales para compartir mensajes de motivación y desarrollo personal. En una finca en Portuguesa continúan sus padres y también sus dos hermanos con sus familias.

Resalta que Portugal acoge bien a los extranjeros y recomienda al que emigre al país ibérico hacerlo con humildad. «Nunca dejamos de aprender, esto ha sido una experiencia de vida para mi, no debemos cerrarnos nunca al aprendizaje. Uno nunca sabe para donde va hasta que llega, tenemos que ser más humildes».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here